Bondades (y aspectos mejorables) del índice Klout

Logo de Klout.

Índices de reputación online hay muchos, pero si uno se ha puesto la medalla del más relevante, ése es Klout. Poco a poco, apoyado en su aplastante sencillez, ha sabido colocarse como referencia para los que quieren ser referencia (curioso) en el inmenso, heterogéneo y no siempre justo mundo 2.0. ¿Cómo funciona? Muy sencillo.

Klout es un baremo que mide con una puntuación de 0 a 100 a sus usuarios registrados en función de la actividad de estos en las Redes Sociales más populares (Twitter, Facebook, YouTube, Google+, Linkedin, Instagram y Foursquare). Para calificarlo, Klout consulta más de 400 parámetros resumidos, principalmente, en tres pilares:

Alcance: hasta dónde llegan tus contenidos es importante. Klout calcula a cuántos usuarios les ha llegado tu mensaje eliminando cuentas falsas, inactivas o compradas. Y sí, Facebook y su nuevo algoritmo influye en esto.

Interacción: también llamado ‘engagement’. Si además de alcanzar a un número considerable de usuarios, estos comparten, responden, recomiendan, etc. tu contenido, Klout te recompensa. Ojo, si siempre interactúan los mismos, el índice lo nota y te baja la puntuación.

Influencia de la comunidad: no es lo mismo que te retuiteen tu primo, tu tío y tu novia, que lo hagan un puñado de ‘influencers’ (usuarios influyentes en RRSS).

En otras palabras, Klout se puede definir por el clásico ‘más vale calidad que cantidad’.

 

¿Qué es lo que más me gusta de Klout?

– Te mide continuamente, al minuto, tu calificación. Esto resulta valiosísimo a la hora de conocer tu desarrollo y el de tu estrategia online sin esperar a fechas concretas.

– Es muy respetado. Cada vez más compañías lo tienen muy en cuenta a la hora de calibrar su influencia o, por ejemplo, la de sus potenciales empleados.

– Su servicio de atención al cliente es excepcional.

– El sistema de Perks. Básicamente, se trata de incentivar a los usuarios más relevantes con una serie de premios. Buena motivación para su uso.

– Puedes consultar el índice de cualquier usuario que esté registrado. Ideal para realizar comparativas y análisis de estrategias.

 

¿Qué es lo que menos me gusta de Klout?

– Aunque parece la tendencia general de todos los índices, aquí también la relevancia de Twitter se come a las demás RRSS. Algunas son casi irrelevantes.

– No mide LinkedIn de empresas. (Al menos a día de hoy).

– Me temo que ha caído en el feo vicio de favorecer a quien usa sus propias herramientas. En Klout puedes programar tus contenidos y compartirlos, pero esto es, por mi experiencia, bastante pobre comparado con otros administradores como Hootsuite.

– Algunas de sus herramientas (las más importantes) sólo funcionan en inglés.

– El buscador. ¡LO ODIO!

 

¿Cómo de buena o de mala es mi puntuación?

o-10: Eres la basurilla de las RRSS (sin acritud).

10-20: Si estás aquí, pensando bien, es que acabas de empezar y te dan algo por no colocarte un cero. Saldrás pronto con algo de actividad.

20-30: No chulees con los del escalón anterior porque sois harina del mismo costal.

30-40: ¡Enhorabuena, ya formas parte de la inmensa mediocridad!

40-50: Estas cerca de la meta, pero aún te falta un poco más de regularidad y constancia.

50-60: ¡Bravo! Estás en la franja donde la mayoría de empresas y usuarios particulares con una actividad regular se sitúa. No te ofusques si pasas el resto de tus días aquí, no está nada mal, créeme.

60-70: Territorio ‘influencer’. Se empiezan a ver algunas cuentas premium y campañas SEM.

70-80: Primera división. Para jugar aquí tienes que ser deportista de elite.

80-90: Multinacionales con pasta gansa y estrategias muy bien definidas.

90-100: El Olimpo de los dioses, vetado a los mortales como tú y como yo.

 

Nota final: a partir del 50 cuesta mucho ganar puntos. No infravalores (ni que lo hagan otros) tu trabajo.

Un comentario sobre “Bondades (y aspectos mejorables) del índice Klout

Deja un comentario